La batalla de Hastings – La conquista de Inglaterra (1066)

Se dice que, en su lecho de muerte, Eduardo el Confesor legó su reino a Harold Godwinson, el señor más poderoso del país y quien a la sazón tendría unos 44 años, A pesar de que no tenía sangre real inglesa, el Witan o Consejo ratificó este nombramiento.  

El príncipe rival de Harold por la corona era Guillermo, duque de Normandía y pariente lejano de Eduardo que mantenía cordiales relaciones con la corte inglesa. 

El duque pretendía que, en el transcurso de una visita a Inglaterra en 1051, el rey le había nombrado heredero en caso de morir sin descendencia directa.  

Guillermo fue apoyado de forma inmediata y generosa en Normandía, pues todo el mundo sabía que sí el duque vencía obtendrían ricas recompensas en tierras y toda clase de botín.  

Mientras Guillermo preparaba una flota para invadir el país, otro pretendiente al trono, el rey Harald Hardrada de Noruega, desembarcó en el noreste de Inglaterra.  

Sorprendido por esta invasión, Harold no pudo reunir fuerzas suficientes para hacerle frente. Desde el verano esperaba una invasión desde Normandía y había llamado al fyrd o milicia territorial, compuesta de campesinos y jóvenes para rechazarla.  

Las semanas transcurrían y la invasión no se producía, y el 8 de septiembre, al término de su tiempo de servicio de dos meses, los soldados, desmovilizados, emprendieron el camino de regreso a sus hogares. Se ha criticado mucho a Harold por el hecho de que no volvió a convocarles, a pesar de disponer de tiempo para ello, antes de marchar contra Guillermo. 

Harold entonces marchó hacia el norte con los huscarles de su guardia personal y los pocos fyrd (o Fyndmen) que aún permanecían a su lado. Persiguieron a los noruegos, los sorprendieron en Stamford Bridge, en Yorkshire, los derrotaron y dieron muerte a Harald Hardrada. 

La batalla de Stamford Bridge, septiembre de 1066.

Una semana más tarde, el 28 de septiembre, cuando todavía se encontraba en York, Harold supo que Guillermo había desembarcado en Pevensey.  

El lugar donde desembarcó Guillermo, no era conveniente como base permanente por tratarse de una zona pantanosa. Sin ser molestado por el ejército de Harold, que todavía se encontraba en el norte, Guillermo pudo trasladar sus tropas hasta Hastings, donde se hizo construir un castillo de madera y adobe.  

Harold, emprendió inmediatamente el camino a marchas forzadas hacia el sur, a la cabeza de sus extenuadas tropas, y llegó a Londres el 6 de octubre. En la cudad permaneció cinco días, el tiempo justo de reclutar el mayor número de hombres posible, y después se dirigió hacia la costa para expulsar a los normandos.  

La batalla

El viernes 13 de octubre desplegó su ejército en la colina de Senlac, posición defensiva ideal que dominaba la ruta Hastings-Londres, a 11 km tierra adentro.  

La línea del frente apenas se extendía unos 500 metros y sus flancos estaban protegidos por pendientes muy escarpadas cortadas por barrancos. Un río, el Asten, constituía igualmente un obstáculo en el lado oeste para el invasor.  

En el campamento fortificado de Hastings, la noticia de la repentina llegada de Harold a Senlac sorprendió a Guillermo, pero no logró intranquilizarle. Con 38 años y experiencia en combate, reunió apresuradamente a sus 6.000 hombres y al amanecer del día 14 los dirigió al norte, hacia Senlac.  

En terreno descubierto que ascendía hacia las posiciones de los anglosajones, Guillermo dispuso sus tropas en tres divisiones: a la derecha, los francos y mercenarios a las órdenes de Eustaquio, conde de Boulogne; a la izquierda, un contingente formado sobre todo por bretones al mando de Alan, conde de Bretaña; y en el centro, sus mejores tropas, los normandos, bajo sus órdenes directas. 

Batalla de Hastings – (creado x Alonso de Mendoza)

La batalla comenzó poco después de las 9 de la mañana, cuando las trompetas de Guillermo dieron la orden a los arqueros de avanzar y disparar, cosa que hicieron con bastante impunidad, dado que Harold disponía de pocos de estos soldados para responder.  

Cuando vaciaron sus carcaj, los arqueros normandos se hicieron a un lado y dejaron pasar a los hombres armados, que se enzarzaron en un violento cuerpo a cuerpo con el enemigo; después. los hombres de a pie dejaron su lugar a los caballeros, que no obtuvieron mayores resultados.  

La caballería normanda de Guillermo estaba compuesta principalmente por jinetes vestidos con cotas de mallas y que empleaban caballos muy fuertes: representaban la tercera parte de los 6.000 hombres de Guillermo. La característica esencial de la táctica normanda era el impacto de las cargas de sus jinetes armados con lanzas y los combates cuerpo a cuerpo con espada y hacha.  

Batalla de Hastings, Joseph Martin Kronheim (1810–96) -  Pictures of English History – Plates IX to XII

Poco tiempo después de iniciarse el combate parece que las mediocres tropas bretonas, situadas en el flanco izquierdo de Guillermo, se retiraron perseguidas por soldados de las indisciplinadas milicias, que abandonaron las líneas del ala derecha de Harold.  

El pánico de los bretones contagió muy pronto a las otras dos divisiones de Guillermo que, sin embargo, consiguió reunir a las dispersas tropas y envió a sus caballeros normandos para que rodearan y penetraran en las filas anglosajonas.  

Tras varios ataques contra los anglosajones, el duque, consciente de lo que había sucedido cuando los bretones se batieron en retirada, fingió replegarse para atraer a los hombres de Harold y lograr, de esta forma, que abandonaran sus posiciones elevadas. 

La estrategia tuvo éxito: otros soldados de las milicias se lanzaron en persecución de lo que ellos creían un ejército en retirada pero, por el contrario, fueron embolsados y masacrados. 

Al término de un día de combate incesante, si creemos el relato de la batalla descrito en el Tapiz de Bayeux, Guillermo ordenó a sus arqueros que avanzaran y lanzasen una lluvia de flechas.  

Esta estratagema obligó a los anglosajones a levantar sus escudos por encima de sus cabezas y, de este modo, quedaban indefensos ante un ataque frontal. Los combates cuerpo a cuerpo se hicieron cada vez más feroces.  

Un violento ataque normando abrió profundas brechas en las desordenadas filas anglosajonas, Los hermanos de Harold, Gyrth y Leofwine, ya habían muerto cuando el mismo rey fue abatido por un caballero; ésta fue la señal para la desbandada de las filas inglesas.  

Batalla de Hastings, muerte del Rey Harold. Tapiz de Bayeux

La caballería salvó a los normandos tras la retirada de los bretones de su flanco izquierdo, pero no logró perseguir al enemigo después de la batalla porque anochecía. Como muchos jinetes no conocían el terreno cayeron en un profundo valle en el que permanecieron inmovilizados a causa de sus pesadas armaduras.  

Se ha dicho que esta batalla representó el triunfo de los caballeros montados continentales sobre los guerreros que combatían a pie. De hecho, lo que sí supuso fue la introducción del sistema feudal en las Islas Británicas, pero desde el punto de vista militar la lección más significativa fue la importancia que tenían los arqueros cuando eran empleados en funciones de apoyo, como también la capacidad de resistencia de una fuerza de infantería bien disciplinada, en este caso representada por la impresionante barrera de escudos sajones.  

La batalla de Hastings fue decisiva: diez semanas más tarde, el día de Navidad de 1066, “Guillermo el Conquistador”, como sería conocido a partir de entonces, fue coronado rey de Inglaterra en la abadía de Westminster, la gran iglesia del siglo VII reconstruida por “Eduardo el Confesor”.  

Durante algunos años existieron focos de resistencia esporádicos por parte de héroes legendarios como Herewark el Wake de los pantanos del este del país, pero todas las sublevaciones fueron aplastadas y los normandos, bien equipados y organizados, llevaron a cabo una represión despiadada.  

Las consecuencias de la aplastante victoria de Guillermo en Hastings fueron profundas, diversas y perdurables. Muy pronto distribuyó extensos dominios para recompensar a sus partidarios y despojó a los terratenientes anglosajones.  

Guillermo el Conquistador, acompañado por sus medio hermanos, a su derecha Odon y a su izquierda Robert, imágen del tapiz de Bayeux.

Por otra parte, como los clérigos y los funcionarios eran los únicos que sabían escribir, rápidamente los hizo reemplazar por normandos y las palabras francesas comenzaron a invadir la lengua inglesa.  

Introdujo nuevas leyes, algunas de ellas contrarias a las costumbres anglosajonas, reforzó el sistema feudal y construyó numerosos castillos, catedrales e iglesias. Sin embargo, quizá lo más importante fue la vinculación de Inglaterra a Francia.  

Un siglo más tarde, el imperio normando de Enrique II se convertiría en la primera potencia de Europa y englobaba a las Islas Británicas y el oeste de Francia hasta los Pirineos. La historia recibiría una influencia considerable de este potente y belicoso imperio.


Imagen principal: La invasión de Inglaterra, batalla de Hastings. Fragmento del tapiz de Bayeux


Bibliografía:

Arms and Armor of the Medieval Knight (1988), David Edge, John Miles Paddock. Random House. 

Los hombres del Norte: La saga vikinga (793-1241). John Haywood (Ariel Historia )

2 comentarios sobre “La batalla de Hastings – La conquista de Inglaterra (1066)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.