Estas son algunas frases y palabras utilizadas por agentes, personas involucradas en el mundo de la inteligencia y por sus operadores encubiertos. 


Big Ears

Las bases espías, o para darles una designación más formal; de comunicaciones y mensajes de escucha, reciben y envían señales electrónicas mediante el uso de satélites, sistemas avanzados y estaciones repetidoras de microondas. 

En el mundo de la inteligencia, la frase ‘Big Ears’ se usa para describir tales instalaciones. Una de estas estaciones se encuentra en Yorkshire. 

El personal de la NSA (National Security Agency) dio el nombre de “grandes orejas” a la base de comunicación más grande del mundo: RAF Menwith Hill o Menwith Hill Station. 

En la década de 1960 se conocía como Field Station 8613, pero se han aplicado otros nombres. También está asociada al famoso programa Echelon. 

Hoy la base tiene la capacidad de interceptar más de 300 millones de correos electrónicos y llamadas telefónicas en un período de 24 horas. 

Estructuras parecidas a la de Yorkshire se encuentran en muchos lugares del mundo. 

RAF Menwith Hill, Yorkshire, UK – Foto: Malcolm Street

Bridge Agent 

Quienes participan en la recopilación de inteligencia a menudo utilizan una gran cantidad de métodos para proteger la información. 

Naturalmente, la primera opción es utilizar operadores confiables que brinden cierta seguridad a la tarea, pero esto no siempre es posible. 

En el caso de que la inteligencia esté más allá del alcance de un servicio que utiliza métodos de recolección «regulares», fuentes o mediante agentes reclutados, ocasionalmente un oficial de control puede recurrir a medidas no convencionales. 

Una de esas acciones, que generalmente solo está autorizada por altos funcionarios de inteligencia, es utilizar un tercero que tenga acceso a la información del objetivo. Se le conoce como ‘Agente Puente’ o ‘Arreglador’. 

Un ejemplo bien conocido del supuesto uso de un agente puente se popularizó en la película Munich. En este caso, los nombres y el paradero de los terroristas de la OLP involucrados en la matanza de 11 atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Munich de 1972, se transmitieron al Mossad (por dinero). 

La fuente de inteligencia civil tuvo acceso a información secreta, e la pasó de inmediato a los agentes involucrados en la Operación Ira de Dios, el nombre en clave de la operación del Mossad para eliminar a los controladores y perpetradores del ataque en Alemania. 


Cooking 

Frase adaptada que todavía se usa hoy en día, que significa que se está planificando una operación y que todos los ‘ingredientes’ (elementos e individuos) se están ensamblando para ‘Cocinar’. 

Hay referencias a la “cocina y al ensamblaje de ingredientes” en los primeros libros que cubren las hazañas de los aventureros británicos a fines del siglo XIX, muchos de los cuales estaban vinculados a departamentos e individuos que trabajaban para la Oficina de Guerra u otros departamentos gubernamentales. 


Fair Game 

La reciente guerra verbal que ha estallado entre los oficiales de la inteligencia en servicio, ‘removidos’ o retirados y la Casa Blanca, solo ha servido para resucitar el antiguo término de “Fair Game” en muchos medios de comunicación. 

Los editores creen que incluso las principales figuras atrapadas en los acontecimientos recientes, ahora son un juego justo para la investigación. 

La frase proviene de descripciones aplicadas a personas de interés u otras asociadas con personas que se han cruzado con una agencia de inteligencia, o que son vistas como un objetivo legítimo para futuras investigaciones. 

Sin embargo, adquirió un significado diferente en 2003 después de los eventos que rodearon a la funcionaria de la CIA Valerie Plame, cuando fue acusada por un diplomático de Washington; Lewis ‘Scooter’ Libby.  

Su esposo, el ex diplomático estadounidense Joseph Wilson, fue contratado para obtener información sobre los intentos de Saddam Hussein de obtener “yellowcake” (óxido de uranio) de Níger para construir una bomba nuclear. 

Wilson proporcionó comentarios negativos y molestó a muchos componentes del “Establishment” de Washington. Como resultado, y producto de una clara acción negativa destinada a castigar a la pareja, se reveló el papel de Plame como agente internacional. Wilson, además, acusó a miembros de la administración Bush de filtrar intencionalmente la identidad secreta de su esposa a la prensa por «venganza política» contra las críticas que hizo a la administración en un editorial publicado en el New York Times el 6 de julio de 2003. 

El incidente fue el argumento de la emotiva película Fair Game, basada en las memorias de Plame: «Fair Game: My Life as a Spy, My Betrayal by the White House». 

Libby, fue declarado culpable de falso testimonio y un obstáculo para las investigaciones sobre la filtración de información dentro de la CIA. Libby se convirtió en el funcionario de más alto rango de la Casa Blanca condenado a cumplir una pena de prisión desde el escándalo Irán-Contras. Su licencia para ejercer la ley fue restablecida en 2016, y el presidente Trump lo indultó por completo en abril de 2018. 

Con respecto a la reciente interferencia cibernética rusa en las elecciones generales de EE. UU. de 2016, que afirma que parte del equipo de Donald Trump se reunió con la inteligencia y los políticos rusos, cualquier persona involucrada en el asunto es considerada participante de un “Fair Game”, incluido el propio presidente. 

Valerie Plame Wilson y su marido Joseph Wilson – Foto de Lawrence Jackson

Gatekeeper 

Un término de la CIA que generalmente se aplica a oficiales asignados a contrainteligencia, o a protectores de información vital de inteligencia. Un ‘Guardián’ tiene una posición de seguridad que le permite proteger el secreto de una nación, de amenazas externas o internas: si es necesario examinar la validez de un posible desertor, por ejemplo, en la actualidad, garantizar que sistemas informáticos y datos, no estén al alcance de personal no autorizado o piratas informáticos. 

Un conocido “Gatekeeper”; John F. Sullivan, un ex examinador poligráfico de la CIA, que realizó más de 5.000 pruebas en más de 40 países a personas que trabajan tanto dentro, como fuera de Langley, era conocido como el “Guardián de Langley”. 

Gatekeeper también se puede aplicar a figuras menos confiables que operan en otros campos, incluido el terrorismo y el crimen organizado. 

El término fue asignado por la CIA a Hassan Ghul (Mustafa Mohammad Khan), una figura destacada de Al Qaeda que reveló detalles de la red de mensajería de Osama Bin Laden, y que permitió a Langley localizar el paradero del jefe del terrorista. Inteligencia en mano, se activó la Operation Neptune Spear, y el terrorista más buscado del mundo fue asesinado. 

Polígrafo o máquina de la verdad 


Por Andy Nicotera

hola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.