Pueblos antiguos – Los Sumerios

Conozcamos este antiguo pueblo de los sumerios, del que daremos una mirada sobre sus características principales. Es desconocido el origen de esta antigua población del sur de la Mesopotamia, que en las inscripciones cuneiformes se definen como Sag-gi (cabezas negras). Se instalaron en la región ya en el quinto milenio antes de Cristo, dando origen a las culturas de Eridu y El Obeid, que se caracterizaban por la elaboración de la cerámica con el torno.

Su presencia está documentada en el período histórico de Uruk con la aparición de las primeras ciudades y la escritura cuneiforme, lo que les sitúa como los arquitectos de la revolución urbana. Se organizaron en ciudades estado, gobernadas por un príncipe con poderes absolutos. Las más importantes fueron Uruk, Lagash, Kish, Nippur, Isin y Larsa. Las inscripciones halladas, indican la estructura del Estado, las instituciones, el mundo intelectual y la difusión de su cultura en todo el Oriente Próximo.

Imágenes de ídolos y dioses sumerios

El soberano más importante fue Sargón el Grande, con el que se afirmó la dinastía semita. Después del colapso y la expulsión de esta dinastía por obra de los Guti, comenzó la segunda fase de la historia sumeria (2050 a. C.) emerge la figura de Gudea, un príncipe pacificador y constructor de templos. En la última etapa de la historia sumeria, que comienza en el año 1950 antes de Cristo, finalmente tomaron el poder en toda Mesopotamia las dinastías de los amorreos.

Gudea

La religión de los sumerios se caracteriza por un politeísmo ligado a la naturaleza: los dioses inmortales que reflejan las fuerzas naturales. Cada ciudad tiene una deidad principal. Entre estas surge una tríada de dioses cósmicos: el dios del cielo (An), del aire (Enlil), del agua (Enki); y la tríada astral: Nanna, Utu, Inanna, personificación de la Luna, el Sol y la estrella de Venus, la madre tierra. En virtud de los dioses, los demonios son espíritus negativos, contra los que el sacerdocio especializado practicaba las artes mágicas cuyo propósito principal del culto, era el bienestar en la vida terrena.

El sumerio es una compleja lengua de tipo aglutinante, diferente de cualquier otra de la edad antigua oriental. Hay dos etapas, correspondientes a dos períodos históricos, y dos dialectos principales, expresados con una escritura realizada con estiletes de caña sobre tablillas de arcilla. Es la escritura más antigua conocida, en origen de carácter pictográfico, luego ideográfico (esquematización de los dibujos), y a continuación fonética, que tiene valores silábicos y no alfabéticos.

 

Escritura cuneiforme sumeria

El arte es de tipo oficial, dedicado a la celebración de la religión y del poder. Ya en tiempos prehistóricos la arquitectura se expresaba con grandes templos urbanos de paredes construidas con ladrillos de arcilla. El templo, en un principio consistía en un solo compartimiento que se ensanchaba luego, en un sistema de salas y patios rodeados por un recinto sagrado a la vista de pequeñas estatuas, especialmente votivas, aquellas de los príncipes y de los dioses son las más grandes, que se encontraban en actitud hierática y solemne. El relieve es muy común: los rostros se representan de perfil, con los ojos y el cuerpo de frente.

 

En la imagen prinicpial: El mosaico de Ur

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.