Los soldados del British West Indies Regiment

En 1915, las autoridades británicas decidieron reclutar nuevos soldados para ser enviados a los diversos frentes de combate haciendo uso de los vastos recursos humanos de sus colonias. La decisión fue en contraste con los deseos iniciales del alto comando de utilizar siempre soldados británicos. Pero visto el inmenso número de hombres necesarios para controlar el frente francés y sabiendo que los habitantes de las colonias eran considerados como “buena carne de cañón” comenzaron a hacerse excepciones que pronto se convirtieron en una habitud.

En particular, en las así llamadas;  Indias Occidentales, lo que conocemos como la región del Caribe, los británicos en busca de voluntarios, prometieron a aquellos que hubieran servido a la corona, que serian tratados como iguales; tanto en las trincheras como una vez terminada la guerra.

Muchos se alistaron. Una buena parte no superó la formación y regresó a su casa decepcionado sin recibir nada en absoluto de la madre patria. Aquellos que entraron en el ejército, fueron recogidos en el British West Indies Regimient. Una formación compuesta por 15.600 hombres de Jamaica, Trinidad y Tobago, Barbados, Bahamas, Granada, Guyana y otras pequeñas islas del Caribe.

Es evidente que los oficiales que les comandaban en la batalla eran británicos.

Los batallones de la British West Indies Regimient, fueron enviados a luchar en varios frentes. De Egipto a Palestina, desde Francia a Flandes e incluso en Italia. En todos los frentes donde combatían  eran considerados por su gran coraje y la obediencia ciega a las órdenes, de modo que el General Allenby incluso envió un mensaje al gobernador de Jamaica, en el que alabó el comportamiento de los caribeños en batalla.

Esto a pesar que los soldados de la British West Indies Regimient, eran destinados a los trabajos mas sucios, difíciles y peligrosos y que recibirían armas y equipamiento de peor calidad y en cantidades inferiores a sus compañeros blancos de armas.

Tropas de las Indias Occidentales apilando proyectiles en Ypres, octubre de 1917

Al final de la guerra el regimiento del Caribe, se encontraba en el puerto de Taranto a la espera de ser repatriados. Aquí fueron empleados como constructores y limpiadores de letrinas para los soldados blancos y descubrieron que eran el único regimiento que no había disfrutado de un aumento salarial.

El 6 de diciembre de 1918, los soldados del IX batallón cruzó sus brazos. Al día siguiente, 180 sargentos del regimiento las Indias Occidentales Británicas, enviaron una petición al Secretario de Estado quejándose del tratamiento recibido. El 7 de diciembre, también los soldados del X Batallón se unieron a las protestas. Hubo disturbios en los que murió un sargento de color.

Los británicos respondieron enviando el Regimiento Worcestershire para reprimir la revuelta. Sesenta soldados caribeños fueron condenados a penas de entre 3 y 5 años por amotinamiento, uno fue fusilado.

Cuando los hombres de la British West Indies Regimient, regresaron a casa se encontraron con las ametralladoras del ejército que los esperaban en los muelles. La mayoría de ellos fueron deportados a Cuba y Venezuela.

Esta fue la recompensa que la corona Inglesa reconoció a los soldados del Caribe que combatiendo por ella habían recibido; 81 medallas al valor y 49 menciones especiales.

2 thoughts on “Los soldados del British West Indies Regiment

Deja un comentario