Las últimas horas de Ricardo Corazón de León

La tarde del 25 de marzo de 1199, los ingleses asedian el castillo de Châlusen la región de Lemosin, Francia. Los ingleses intentan convencer a un vasallo rebelde que no acepta la tregua de 5 años establecida entre su rey Felipe II de Francia, conocido como Felipe Augusto y Ricardo I de Inglaterra, conocido como Ricardo Corazón de León 

Ricardo Corazón de Leónha invadido las tierras de Lemosin y aunque si es el periodo de cuaresma, está devastando a fuego y espada toda la región, del Vizconde Aimar V, el vasallo rebelde. 

 

Castillo de Châlus

Ricardo camina solo, sin escolta, observa y analiza los bastiones, imagina y planea el asalto a las murallas del castillo. Hace calor y Ricardo se ha quitado la cota de malla, no lleva ni siquiera su yelmo. No es difícil reconocerlo entre los demás soldados por su corporatura alta y sus cabellos rojos.  

Un blanco fácil y en efecto, desde las murallas del castillo alguien se asoma al improviso y lanza una flecha, acertando en pleno entre el hombro izquierdo y el cuello.  

Aunque herido, los cronistas de la época, relatan que Ricardo haya aplaudido la destreza del arquero. Luego se dirigió hacia su tienda e intentó quitarse la punta de la flecha, pero debido a la cantidad de sangre derramada, perdió el sentido. 

La impericia del cirujano, que según el cronista inglés Roger de Hoveden(que había seguido a Ricardo I en la tercera cruzada, narrando su gesta) lo define simplemente como; un carnicero que desatendió las consecuencias de la herida, de modo que el brazo se inflamó y provocó la gangrena. 

Sabiendo su suerte inminente, el rey pidió de conocer el hombre que lo había herido, y aquí las fuentes son muchas y dispares en cuanto a su nombre; el que pone de acuerdo a más cronistas e historiadores es el de Bertrán de Gurduny en lo que todos están de acuerdo es en que era un niño, y que el rey en un último acto de piedad, lo perdonó diciendo: Continúa viviendo y por mi recompensa contempla la luz del día”, antes de ordenar que lo liberaran y despidieran con 100 chelines y un salvoconducto que le permitieran escapar de la región.  

El 6 de abril Ricardo muere, entre los brazos de su madre Leonor de Aquitania, la única persona que lo amaba a pesar de los excesos, de los errores y de cada uno de los múltiples aspectos de su personalidad.

Su cerebro, se encuentra en la abadía de Charroux, en Poitousu corazón en la catedral de Rouen, en Normandia, mientras que su cuerpo fue enterrado junto a los pies de su padre el odiado y amado Enrique II Plantagenet, en la abadía de Fontevrault en Anjoude modo tal que Ricardo I Corazón de LeónDuque de Aquitania y NormandiaConde de Anjou y PoitouRey de todos los ingleses, no fuera jamás olvidado en estas tierras después de su muerte. 

 

Tumba de Ricardo I, Corazón de León en la Abadia de Fontevrault

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.