La operación Husky – Tercera parte – Las fuerzas en campo

Las fuerzas de desembarco, precedidas por un desafortunado lanzamiento de paracaidistas (ninguna de las unidades cayo en el lugar establecido y muchos paracaidistas fueron capturados, y también 23 de los 144 aviones de trasporte Dakota, fueron derribados a lo largo de la ruta de regreso, cuando sobrevolaron las naves aliadas y fueron confundidos con bombarderos del Eje) fueron protegidas y escoltadas por una formidable flota combinada.

El comando de la Regia Marina italiana, a pesar de las promesas solemnes, tuvo mucho cuidado de interponer su flota de batalla, que además estaba intacta, y se encontraba entre la costa de Sicilia y las fuerzas navales aliadas. La decisión fue de alguna manera justificada por el hecho de que, en ausencia de una cobertura aérea adecuada, los acorazados y cruceros italianos zarparían hacia una misión suicida. Tampoco los submarinos que acechaban al sur de Sicilia obtuvieron resultados.

Las fuerzas navales aliadas

La flota aliada contaba con cuatro acorazados; el HMS “Nelson”, HMS “Rodney”, HMS “Warspite” y el HMS “Valiant” este último volvía al servicio después del ataque sufrido en Alejandría, más otros dos de reserva en Argel: “La Fuerza Z”, con los acorazados; HMS “Howe” y HMS “King George V”.

Los portaviones: HMS “Formidable” y HMS “Indomitable”, los cruceros: HMS “Orion”, HMS “Newfoundland”, HMS “Mauritius” y HMS “Uganda”, los cruceros ligeros: HMS “Aurora”, HMS “Penelope”, HMS “Euryalus”, HMS “Cleopatra”, HMS “Sirius” y HMS “Dido”  más 27 destructores.

Las fuerzas de apoyo directo contaban con 2 monitores, el crucero “HMS Dehli”, 8 destructores, 4 cañoneras, 5 naves de desembarco transformadas en baterías flotantes, y otras 6 equipadas con lanzamisiles.

La Marina de los EE.UU., por su parte envió cinco cruceros; USS “Boise”, USS “Savannah”, USS “Philadelphia”, USS “Brooklyn” y USS “Birmingham”, además de 25 destructores y un monitor británico.

Crucero ligero “USS Boise” mientras presta apoyo en la operación Husky.

En esta flota había también unidades de los países ocupados, como Holanda y Grecia. Con el apoyo de estas fuerzas, las primeras tropas desembarcaron en las primeras horas del 10 de julio de 1943.

Las fuerzas terrestres

Las fuerzas del 8º Ejército (el Army Corps XXX, formado por la 1ª División canadiense, la 51ª división y la 231ª Brigada de Malta, y el XIII Cuerpo de Ejército, constituido por la 5ª y 50ª División) desembarcaron en algunos tramos de la costa entre península de Pachino y la fortaleza de Siracusa-Augusta, en la costa jónica, con la excepción de la 1ª División canadiense que desembarcó más al sur. Dos brigadas; la 1ª Brigada de Paracaidistas y la 1ª brigada aerotransportada (planeadores), destacadas de la 1ª División Aerotransportada británica, fueron lanzadas detrás de las líneas italianas para conquistar los puntos clave.

Operación Husky – Paracaidistas en la invasión de Sicilia.
Las tropas aliadas descargan materiales y equipos en la playa durante la invasión de Sicilia

El 7º Ejército de Patton desembarcó cuatro divisiones (la 1ª, la 2ª Blindada, la 3ª y la 45ª) en el tramo de costa entre Gela y Licata. La 82ª División Aerotransportada fue lanzada entre Gela y Scoglitti.

Soldados de los Estados Unidos desembarcando en Sicilia

De frente a estas fuerzas, esperaban las llamadas divisiones costeras, en particular, la 206ª en el extremo sureste de la isla, la 207ª entre Agrigento y Licata y la 18ª Brigada en la costa de Gela.

Fueron estas las unidades, así como las baterías de la costa, que debieron soportar el peso del desembarco aliado. El fuego de contra-batería de los buques de guerra y el apoyo aéreo ayudaron a un rápido desembarco de las fuerzas invasoras, aunque si en algunos puntos mejor equipados por artillería costera, la lucha fue bastante dura.

En muchas zonas de la costa privas de defensas, las tropas aliadas pudieron desembarcar y avanzar sin dificultad. En el interior, estaban las divisiones “Livorno” y “Hermann Göring”, además de mal armada división “Napoli”.

En reserva momentánea la 15ª división acorazada alemana, dividida en grupos tácticos, no tenía más de 65 tanques. Al oeste fueron desplegadas las divisiones italianas “Aosta” y “Assietta”. Al comando de las fuerzas del Eje; fue enviado desde Berlín, el general Hans-Valentin Hube.

 

En la foto principal; soldados de la 82ª División Aerotransportada de los Estados Unidos ya en territorio de Sicilia.

Deja un comentario