La caravana Nazi de asistencia Hilfszug Bayern

La caravana de asistencia Hilfszüg Bayern, formaba parte de las campañas de propaganda nacionalsocialista, iniciadas por el Reichsleitung del “Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes” (N.S.D.A.P.).  

Eran columnas de catering motorizadas (alrededor de 60 vehículos), que estaban destinadas principalmente a eventos publicitarios y de propaganda (desfiles, celebraciones, congresos del partido, etc.).

Los vehículos fueron completamente desarrollados y producidos por la empresa Magirus en Ulm y tenían su base en Múnich. El personal regular era de unos 120 hombres, y podía aumentar con el personal reclutado hasta unas 800 personas. Servía comida a unas 30.000 personas por día.  

El más famoso fue el “Hilfszug Bayern”, generalmente llamado el “Tren de Asistencia de Baviera”, que fue aclamado por la propaganda nacionalsocialista como “el único gran tren de catering del mundo”. Su primera misión fue la de proporcionar atención médica y nutrir a las masas en la manifestación del partido Nazi en Nuremberg.  

Este “tren o caravana de ayuda bávaro” llegó a Austria en marzo de 1938, inmediatamente después del “Anschluss” (la anexión) de Austria al Reich alemán.  

Los camiones que transitaban por el país aparecieron en puntos centrales de las ciudades y de los pueblos, y ofrecían alimentos a la población local de forma gratuita. Es decir, la sopa popular Hilfszug Bayern, sirvió como herramienta de propaganda nazi en los países ocupados. También fue utilizado después de la invasión de Polonia en la ciudad de Varsovia.  

Poco después de la invasión de Checoslovaquia por parte de Hitler en marzo de 1939, los nacionalsocialistas pusieron en marcha su máquina de propaganda. Y en ella se incluía, el “Hilfszug Bayern”, un arma móvil para rellenar varios miles de bocas hambrientas. .
En el protectorado de Bohemia y Moravia, obviamente, los nazis querían promocionar y hacer admirar su extraordinaria cocina comedor.  

En el archivo de la radio checa, se conserva un reportaje radiofónico realizado el 30 de marzo de 1939 en la ciudad de Praga, fue ciertamente destinado a la radiodifusión en todo el protectorado, el reportaje, también fue traducido al checo.  

Y la propaganda nazi enunciaba así el evento: 

“Hoy visitamos Praga con nuestro Hilfszug Bayern, que trae su gran trabajo de apoyo para todos los necesitados aquí en Praga. Nuestra visita de hoy tiene un significado muy especial. Desde el Grupo de Ejércitos, a través del representante especial del Bienestar Popular Nacional Socialista, pasando por el jefe de la oficina distrital Jähnicke, la invitación a los líderes del Gobierno checo y la Wehrmacht, todos los cuales ya están reunidos aquí “. 

La cocina de campaña móvil fue construida por los nacionalsocialistas en los terrenos de exposición del parque Stromovka. Los ministros del “Protectorado de Bohemia y Moravia”, miembros del gobierno títere checo después de la invasión de Hitler, fueron conducidos a través de las tiendas de la cocina, y se les permitió o tuvieron que probar los guisos. 

Entonces un periodista comienza la transmisión y en el reportaje, uno de los líderes del tren caravana auxiliar, explicó el funcionamiento de la cocina de campaña: 

“Tenemos todas las instalaciones en el Hilfszug Bayern, en lugar de tener todo en una calle comercial o en un mercado, nuestras instalaciones son móviles. Tenemos una cocina industrial con 50 calderas grandes, cada una de 300 litros.” 

El reportero pregunto qué cocinaban allí: 

“Tenemos un menú de cocina tan versátil que podemos satisfacer todos los gustos, de este país”. 

El periodista también estaba interesado en saber si los chefs tenían en consideración, los platos típicos de la cocina de la región.  

“Eso no fue necesario”, respondió el jefe del tren auxiliar: 

“Por supuesto, siempre cocinamos un plato diferente todos los días. Una vez pasta con carne de buey, otra vez un verdadero goulash con arroz y salsa de tomate, cocinamos un plato con varias verduras; repollo de Saboya, mezclado con zanahorias y carne. Y todo esto gusta seguramente mucho a la gente de Praga, porque los platos vuelven completamente limpios luego de haber comido” 

Tan inofensivo como apareció este informe en la radio checa, también era una maniobra de engaño. Los judíos fueron excluidos de la alimentación de todos modos.  

Y como sabemos, el verdadero objetivo de la invasión de Checoslovaquia por parte de Hitler no fue asistir al protectorado de Moravia y distribuir alimentos a los necesitados, sino la adquisición de “espacio vital en Oriente”, como lo llamaron los nazis. Esto a su vez llevó al Holocausto y a los millones de asesinatos de la Segunda Guerra Mundial. 

En 1940, el “Hilfszug Bayern” participó en la ocupación de Francia dando asistencia a la Wehrmacht, y más tarde, durante los bombardeos en la zona del Ruhr, se utilizó para proporcionar apoyo. Desde allí su rastro se pierde lentamente. No queda casi nada, excepto una serie de fotos que les hacemos ver, publicadas en un pequeño folleto. 

 

Fotos de la colección de la revista Life.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.