La batalla de Galípoli y los ANZAC (1915)

En la batalla de Galípoli o de los Dardanelos, durante la Primera Guerra Mundial, Australia, junto con Nueva Zelanda forman un ejército conjunto, denominado ANZAC (Australian and New Zealand Army Corps), un ejército voluntario, que luchó y demostró gran valor en la península de Galípoli, en Turquía. 

La campaña militar promovida por las fuerzas aliadas (Reino Unido y Francia) tenía como intención tomar el control del Estrecho de los Dardanelos.  

Ese brazo estrecho del mar era, de hecho, un cruce militar fundamental para el Imperio Otomano, que entró en la guerra junto con Alemania y Austria.  


Mapa de la península de Galípoli y los Dardanelos

Fue Winston Churchill, en ese momento primer Lord del almirantazgo de su majestad, quien impulsó y planificó la intervención.  

Si las fuerzas aliadas hubiesen tomado el control de los Dardanelos, habrían continuado hasta Constantinopla (Estambul), forzarían a los turcos a salir del conflicto y a negociar, y al mismo tiempo se abriría una ruta marítima con el aliado ruso.  

Los británicos además estaban seguros de que la misión sería fácil y rápida, pero estaban equivocados. La operación anfibia más grande jamás intentada hasta entonces se convirtió en uno de los peores desastres militares de los aliados. 

Doble asalto aliado 

El 18 de marzo de 1915 comenzó el primer asalto naval, pero fue un fracaso: tres acorazados aliados entraron en una barrera de minas, algunos barcos colapsaron mientras que otros fueron severamente dañados por la artillería turca. Sin embargo, los aliados, sin inmutarse, intentaron el ataque nuevamente algunas semanas después.  

El 25 de abril, los ingleses (que tenían el comando de la operación), los franceses y unos 20,000 soldados del ANZAC, se desplegaron en las costas de Galípoli. Pero desde las primeras fases del desembarco, la conquista de la península, llevada a cabo sin un conocimiento adecuado del territorio y subestimando las defensas turcas apoyadas por los alemanes, se reveló en toda su complejidad.  

Y los intentos posteriores de penetrar en el territorio fueron aún peores: las playas se convirtieron en la tumba de muchos soldados aliados. Además del fuego de la artillería otomana, la disentería y el tifus también causaron muchas víctimas, acentuadas por el calor y la escasa asistencia médica. 


Las tropas australianas y neozelandesas desembarcan en Anzac Cove, Gallipoli, el 25 de abril de 1915. 

Héroes voluntarios 

Los soldados australianos y neozelandeses, descritos por el corresponsal inglés Ellis Ashmead-Bartlett como “una raza de gigantes, el mejor grupo de hombres que he visto en el mundo”, provenientes de un territorio aún dominado por una naturaleza salvaje e incontaminada, las características se resumían en características particulares: superioridad física, desprecio por el peligro y un fuerte sentido de hermandad.  

Una vez desembarcados a decenas de miles, durante meses fueron enviados a las trincheras de lo que hoy, todavía en su memoria, se llama “Anzac Cove” (bahía de Anzac), y menos de la mitad de ellos sobrevivieron.  

Entre los episodios más crudos que afectaron a las divisiones australianas fue el asalto al Nek, un paso de montaña cerca de la bahía. El 7 de agosto de 1915, por orden del alto mando británico, algunos regimientos de caballería australiana a pie (los caballos no habían sido descargados) se precipitaron contra una sólida barrera turca, pero sin un el apoyo adecuado de la artillería estacionada en el mar, los soldados del ANZAC fueron diezmados por las ametralladoras y hubo 372 víctimas.  


La lista después de la batalla , un momento desgarrador. Se llamaría nombre tras nombre; la respuesta un silencio profundo.

“El 10° [regimiento] avanzó al encuentro de una muerte instantánea, al igual que el octavo”, escribió el corresponsal de guerra australiano Charles Bean, “los hombres corrieron lo más rápido posible hacia los fusiles turcos. Con ese regimiento se fue la flor de la juventud de Australia, hombres famosos y conocidos, los personajes más amados del deporte y del trabajo se encontraron con la muerte”.  

A principios de diciembre, se decidió la retirada, lo que permitió rescatar a unos 83.000 hombres: fue una medida sensata porque después de 8 meses de lucha, estaba claro que los turcos, liderados por Mustafà Kemal (futuro Ataturk, padre de la Turquía moderna), habría prevalecido. El balance fue terrible entre muertos y heridos en las fuerzas aliadas, las víctimas fueron tantas también para el Imperio Otomano

Así, en enero de 1916, la campaña militar que el ministro de guerra británico, Horatio Herbert Kitchener, meses antes, describió como “un crucero fácil en el mar de Mármara” terminó de la peor manera posible para los aliados. 

Y fue precisamente en Gran Bretaña donde de inmediato se generaron las polémicas más feroces que llevaron a la renuncia de Churchill, la persona responsable de la derrota, y a su final político temporáneo.  

Los australianos atribuyeron otro significado a esos hechos y el 25 de abril del año siguiente, 1916, en el primer aniversario del desembarco, celebraron el “Día de Anzac” (Anzac Day). En Sydney, desfilaron carros con soldados heridos y en todo el país se celebraron marchas y conmemoraciones. 


Soldados australianos del ANZAC desfilan durante las celebraciones de paz en Sydney (1919) 

En 1927, el día de las tropas de Anzac se convirtió en una fiesta nacional y desde el final de la segunda guerra mundial (1945) el 25 de abril se convirtió en “el día del Recuerdo” en el que se conmemora a los caídos de todas las guerras.  

El heroísmo y la lealtad que esos soldados demostraron en Gallipoli en 1915 es uno de los mitos fundacionales de la identidad nacional de Australia.




En la imagen principal
:  Soldados australianos y neozelandeses del ANZAC, en acción inmediatamente después del desembarco en la
península de Galípoli.



Bibliografía: 

Carlyon, Les (2001). Gallipoli. Sydney: Random House.

Moorhead, Alan (1997). Gallipoli. Ware: Wordsworth Editions


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.