El descubrimiento de una tumba Céltica

El descubrimiento de una tumba Céltica, en el año 1977, cerca del pueblo de Hochdorf an der Enz, al norte de Stuttgart en Baden Württemberg. Permite ver y estudiar algunas costumbres de la sociedad céltica del siglo VI a.C. seguramente; una sepultura del último periodo de la cultura de Hallstatt, una cultura de transición entre la edad del bronce y la edad del hierro, conocida por los arqueólogos como Hallstatt C y D (750 – 450 a.C.) Toma su nombre de la ciudad de Hallstatt, cerca de Salzburgo.

En esta tumba que en el momento del descubrimiento estaba prácticamente intacta, descansaba el cuerpo de un príncipe guerrero de la edad del hierro; la tumba es un montículo de 60 metros de diámetro y 10 metros de alto y es una de las tantas sepulturas del siglo VI a.C. encontradas en los territorios de Francia, Suiza y Alemania.

La Cámara, que está en el centro del montículo, y mide 4.7 x 4.7 metros, tiene las paredes de madera tapizadas con tejidos, mientras que el suelo estaba cubierto con una capa de flores. Para protegerla de los saqueadores,  alrededor del recinto de madera fue cubierta con piedras.


Reconstrucción del príncipe de Hochdorf

El príncipe era un hombre de unos 40 años de edad, de 183 cm. de altura, bastante alto para la época, tenia un sombrero cónico de corteza de abedul, una muestra tal vez, de su rango social, calzaba zapatos puntiagudos decorados en oro, estaba adornado con un torque celta al cuello y dos hebillas, un brazalete, un cinturón, y una daga; todo de oro, mientras que en su ajuar, estaban presentes, una navaja, un par de tijeras, tres anzuelos, y un carcaj con flechas.

En la cámara había un rico mobiliario funerario que consistía en una especie de diván de bronce de 2.70 m. de largo que en el respaldo tenia grabados con escenas de danza, los pies del diván son ocho figuras femeninas, en el se colocó el cuerpo del príncipe.

Calzado con ornamentos de oro.
Carro céltico

Había además un carro de cuatro ruedas, revestido con láminas de hierro decoradas, con un yugo para dos caballos, sobre el cual había; platos, cubierto y vasos para nueve personas y tres grandes bandejas de bronce, un hacha de hierro, una lanza y un cuchillo.

Calderón de bronce, proveniente de Grecia

Había otros objetos como; arneses para caballos, nueve cuernos utilizados para beber, solo uno de ellos de hierro decorado con láminas de oro, destinado evidentemente al difunto, un calderón de bronce adornado con tres leones, proveniente seguramente de la Grecia, y una fina copa de oro.

Diván de bronce con grabados

Originalmente el túmulo tenia una altura de seis metros, pero al momento del descubrimiento el terreno estaba casi plano, a causa de la erosión y los trabajos agrícolas.

La tumba céltica de Hochdorf

En el Keltenmuseum Hochdorf /Enz, fue reproducida una copia de la tumba, mientras que los objetos originales se encuentran en Stturgart en el Landesmuseums Württemberg.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.