Aquellos caballeros calabreses del siglo XII

En el pueblo español de Santa Eufemia, en la provincia de Córdoba, la tradición oral atribuye este nombre al hecho de que treinta y tres caballeros italianos, integrantes de las huestes del monarca castellano, y naturales de la región de Calabria, lugar de fuerte veneración de esta Santa, fueron los que arengados por el propio rey al grito de “Santa Eufemia”, tomaron por asalto el castillo apoderándose de la villa y dándole dicho nombre.

Estos eventos pudieron ocurrir en la época del rey Alfonso VII de Castilla, que reinó desde el 1126 hasta el 1157 y que dirigió en forma activa, aunque no siempre con éxito la política de reconquista contra los árabes.

Estos valerosos caballeros calabreses, siempre según la narración popular; y las cofradías religiosas, todas con nombres militares; Bandera, Estandarte, Junco, Alabarda y Tambor, coinciden en este caso con el número de “hermanos” (así llamados los cofrades) con el de los treinta y tres supuestos caballeros conquistadores.

Que se sepa, no existe ningún documento que pruebe el evento, pero como sabemos las tradiciones populares que se han conservado durante siglos son seguramente testigo de alguna verdad histórica.

Para la comunidad de Santa Eufemia en España, la aventura de estos combatientes llegados de la Calabria es el mito de la fundación que ennoblece sus orígenes; y algunas congruencias dejan intuir una gran verosimilitud.

Santa Eufemia es una santa muy venerada en el mundo Bizantino; por ejemplo; en Calabria en el pueblo de Sant’Eufemia d’Aspromonte  y también en el barrio Sant’Eufemia de la ciudad de Lamezia Terme, donde se encuentran los restos de la gran abadía del mismo nombre erigido por Roberto Guiscardo sobre un pequeño templo griego; y el más nuevo Bastión de Malta, construido en el siglo XVI para defender la región de las continuas incursiones sarracenas organizadas bajo bandera Otomana.

Durante el reinado de Alfonso VII de Castilla, Ruggero II, Gran Conde de Sicilia y Calabria, unificó los dominios normandos del Sur de Italia y en 1130, fue coronado rey.

En 1117 se casó con Elvira, hija de Alfonso VI de Castilla, que por cierto, es el abuelo materno de Alfonso VII: por lo tanto, Ruggero y Elvira son sus tíos. Ruggero llevó una política activa en el Mediterráneo, con la expansión política y militar en el Adriático y en África; y las buenas relaciones con los diversos estados de las Españas.

Hay suficientes datos para no considerar fuera de lugar, la participación de los caballeros del sur de Italia en la larga guerra contra los moros emprendida por Alfonso VII, en la que también intervinieron Pisa y Génova.

¿Quiénes eran estos valientes guerreros? De cuál de los muchos linajes del Regnum Siciliae procedían? ¿Los envió el rey Ruggero? Llegaron desde Sant’Eufemia d’Aspromonte, o Sant’Eufemia hoy un barrio de Lamezia? O de algún otro lugar dedicado a esta santa bizantina? Fundaron el pueblo y luego regresaron a sus tierras o allí se quedaron para tener descendencia?

Son todas preguntas que los apasionados de historia nos hacemos en cada lugar que visitamos, o cuando leemos los sucesos acaecidos en cualquier parte del mundo.

A vosotros queridos lectores; nuestro deseo que la pasión por la historia os regale tantas inquietudes y ganas de investigar y conocer.

10 thoughts on “Aquellos caballeros calabreses del siglo XII

  1. Buenas,
    Me ha encantado que haya gente en buscar esta conexión italo -española vía Calabria. En mi caso por maravillas del azar soy descendiente de calabreses italianos por parte de padre (del pueblo de Trebisacce, en Cosenza) y soy hija de madre y abuela de Santa Eufemia de Córdoba… o sea que en la genética casualmente corre por mis venas sangre de las ‘Dos Calabrias’.
    Espero que algún día se descubra un enlace entre las dos regiones. Dicen que las leyendas siempre esconden una parte verdadera.
    Chi lo sa?

    Un saludo afectuoso a los calabreses de las dos orillas. 🙂

    1. Hola Mabel, gracias por tu comentario. Mi caso es muy similar al tuyo, y la curiosidad y el amor por la historia, además de haberme encontrado en estos lugares casi por casualidad, me han llevado a investigar un poco, lógicamente hay mucho que no sabemos y un poco la falta de documentos y la leyenda que se cuenta de siglo en siglo lo hacen todavía más difícil. Pero algún día alguien encontrará pruebas más claras de este enlace entre las dos regiones.

      Un fuerte abrazo
      Andrés

    1. Gracias Sandra. Nos apasiona la edad media asì que continuaremos a publicar aticulos y proximamente podcast relacionados. Gracias y buena lectura!

      1. Hola Andrés, soy Freedom Pentimalli, vivo en Sant’Eufemia d’Aspromonte. Pido disculpa por los errores, por mi español. Hace algunos dias que he leido esta historia en internet y me ha sorprendido muchísimo. Por eso quería empezar una búsqueda de informaciones históricas. ¿Sabe si hay diccionarios de la lengua que se habla en aquel pueblo? ¿Diccionarios de toponomástica? ¿Sois de Santa Eufemia?

        1. Hola Freedom, conozco el lugar donde vives y conozco el Aspromonte. El pueblo donde se desarrolla la historia que contamos, se encuentra en España, En la provincia de Cordoba, en Andalucia. Aunque muchas son las fuentes que hablan del origen del nombre del pueblo y muchas son leyendas, es curioso saber que a los naturales de este pueblo se los llama “los calabreses” y el club de futbol del pueblo se llama: C. D Calabrés. La pregunta es; leyenda o realidad ? te dejo el link de la ciudad de Santa Eufemia: http://www.santaeufemia.es Si quieres comentar algo o hacerme algunas pregunta puedes escribirme en Italiano, que es mi segunda lengua. Saludos y gracias por tu pregunta. Buena lectura.

          1. Encantado de conocerte… tienes un apellido italiano, ¿y es español? Como te he dicho voy buscando informaciones y sería muy útil para mi si hay libros que hablen de toponomástica del pueblo de Santa Eufemia. De aquí puedo sólo hacer un trabajo filológico. Ya he visto que entre mi pueblo y Santa Eufemia no hay apellidos comunes, por eso quería saber los nombres del los lugares, pasa ver si allí hay alguna correlación… Non credo che sia possibile fare grandi scoperte, ma voglio fare un tentativo 🙂 Grazie!

            1. Il piacere è tutto mio, non sono riuscito visitando gli archivi del paese, a trovare dati che possano riferire, nomi di persone o di località odierne in Calabria. Purtroppo e come detto nel’articolo, è una leggenda che viene tramandata da generazioni. Quello che mi piaceva era la storia dei 33 cavalieri, che lottano in questo sperduto paese, e che nelle tradizioni e nelle feste cittadine, vengono nominati.
              Non perdiamo le speranze e ti invito a cercare più informazione per avere più conoscenze. Un grande abbraccio. Grazie ancora!

        2. Hola Freedom, me llamo Ángel García Delgado y soy natural de Santa Eufemia (Cordoba) veo que estas muy interesado en esta historia a mi tambien es una cuestion que me apasiona, la verdad es que no puedo proporcionarte ninguna informacion salvo la que conocemos todos, yo soy como la mayoria de la gente de mi pueblo mas prestado a creer en la leyenda que no es nada fantastica y que seguramente tiene bastante logica, ademas que ha ido contandonse de padres a hijos a lo largo de tantos siglos da bastante verecidad o eso creo yo, entendiandase que la coincidencia de apellidos con la calabria italiana es casi imposible despues de tantos siglos se van perdiendo o modificando y adaptandose al castellano algunos de los cuales tienen clara traduccion al italiano como son una inmensa mayoria de Rojo, Blanco, Redondo, Romero, Moreno y otros que han podido variar su pronunciacion pero posiblemente originalmente muy italianos como son Bejarano o Coleto por su sonido a la hora pronunciarlos muy italiano podrian ser, pero no hay nada seguro, de todas maneras no deja de ser una historia bonita y repleta de buen material para una buena novela historia.

          un saludo

          Ángel García

          1. Gracias por la información Ángel, coincido en todo, es muy difícil encontrar mas información. Seguramente como tu dices los nombres fueron cambiando al castellano y la historia viajo de generación en generación hasta nuestros días. De todos modos, encuentro que es una historia bellísima que tiene tela para una novela histórica o para los amantes de la historia seguir buscando más y más información. Desde luego me gustaría mantener el contacto contigo para con el tiempo saber y conocer más sobre esta historia.
            Gracias
            Un saludo

            Andrés Nicotera

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.